Carabuxa

Un mundo distinto.

Empeoran el vocabulario y las faltas de ortografía de los universitarios marzo 19, 2008

Filed under: Actualidad,Biología,General,Hobbys,Literatura,Noticias — Gammea @ 11:16 am
 
   Uno de los temas importantes que siempre llaman la atención en los exámenes en carreras de ciencias son las faltas de ortografías. En mi universidad es muy dado el paso “de mano” en este aspecto. Pero hay que tener en cuenta que hay errores comunes (como por ejemplo el olvido de una acentuación en una palabra después bien escrita en otro párrafo) y otra son errores garrafales como he visto en apuntes de mis compañeros.
Buscando un poco sobre esto, me encontré con esta noticia:
.
   “Empeoran el vocabulario y las faltas de ortografía de los universitarios
Durante los exámenes los docentes pueden leer cosas tan graves como ‘hojos’ o ‘ueco’ y muchos alumnos no conocen el significado de palabras básicas El lenguaje abreviado de SMS de móviles se generaliza en pruebas y trabajos en las facultades.
   La Universidad de Granada (UGR) ha estado de exámenes prácticamente durante el último mes. Los profesores han corregido cientos de exámenes y de trabajos y muchos escritos a manos. Los exámenes todos, los trabajos sólo algunos. El papel, el bolígrafo o lápiz y nada de corrector del programa informático ni el diccionario electrónico de la Real Academia Española. Y es entonces cuando surgen los problemas: Más faltas de ortografía y muchas dudas sobre el significado de algunas palabras. Los profesores son los que mejor conocen esas carencias de los alumnos y este periódico ha consultado a algunos de ellos. Han puesto de manifiesto como a las faltas de ortografía se suma el uso en ocasiones bastante generalizadas el lenguaje abreviado de los mensajes móviles.
   La sensación generalizada entre los profesores y les preocupa es el incremento de la pobreza de vocabulario entre el alumnado. No conocen el significado de palabras básicas y que no son nada técnicas.
   El catedrático de Zoología, Felipe Pascual, imparte clases de Entomología en la Facultad de Ciencias y se confiesa «un maniático de la ortografía». Penaliza las faltas en los exámenes y les advierte muy bien a sus alumnos en las instrucciones a la hora de hacer las pruebas que cuiden que sea legible. El profesor Pascual es de los veteranos -34 años en la docencia- y confiesa que en los últimos años ha comprobado como el vocabulario de los estudiantes es cada vez más pobre. Lo achaca a la falta de lectura.
   Sobre las faltas de ortografía destaca que sus alumnos no suelen tener, si bien de vez en cuando alguna encuentra. El catedrático es sin ninguna duda de los que mantiene que un error ortográfico no tiene justificación y tiene la receta para sus compañeros y para los universitarios. «Hay que poner atención y ser exigentes», dice. De ese modo, piensa que se terminaría con este problema. Si bien, él admite que ha sido y es un «maniático» de la ortografía y es de los que ha comprado muchos manuales de ortografía, que por supuesto guarda.
.
‘Kieres’ o ‘kienes’
.
   El profesor Antonio Delgado, que imparte clases de gestión de recursos humanos en la Facultad de Ciencias del Trabajo, también pone en las instrucciones del examen siempre que no se olviden de que es una prueba universitaria, que debe ser legible, no tener faltas y no utilizar mensajes abreviados del móvil. Aún así, se encuentra con «palabros» como ‘kienes’. En su opinión, esto es preocupante porque muchos de ellos no escriben así porque lo utilicen habitualmente en los SMS del móvil, es porque «en verdad no saben cómo se escribe».
   Sobre las faltas de ortografía, Delgado no sabría cuantificar si han aumentado o no entre los alumnos. «Siempre han existido». Las que él ve que se repiten más son la confusión de la ‘j’ y la ‘g’, la ‘v’ y la ‘b’ o el mal uso de la ‘h’. «Esta última es la más típica», dice. A Delgado estas faltas y las de los mensajes móviles les parecen «intolerables». En ocasiones ha llamado a alumnos porque en sus exámenes ha encontrado más de diez y doce faltas.
.
   Esto le preocupa a este profesor que lleva en la docencia 16 años, pero no menos le inquieta la «gran carencia en comprensión lingüística». Así, los alumnos en muchas ocasiones no comprenden preguntas porque desconocen el significado de palabras que no son ni técnicas. «Son palabras como elenco, por poner un ejemplo, que no saben lo que es», manifiesta.
.
   Ese desconocimiento también lo ha comprobado el profesor Miguel Moya, imparte Psicología Social en primero de Psicología. Dice que desde hace unos años pregunta y pide que se programa una actuación en temas relacionados con el absentismo escolar. «Siempre hay dos o tres que me preguntan qué significa absentismo», matiza. Una palabra que no es nada rebuscada y bastante común en el lenguaje del día a día. Otras, también simples, pero que suelen tener dudas los alumnos es en inclusión y exclusión, por poner algún ejemplo. «Algo preocupante», lamenta.
   En relación a las faltas que se ha encontrado, el profesor Moya explica que siempre hay relacionadas con la ‘j’, ‘b’…, pero las más comunes son las del verbo haber y el ‘a sido’ por el ‘ha sido’. Moya asegura que se nota la falta de lectura cada vez más. Recuerda que antes se les mandaban leer un libro entero y ahora les piden que lo hagan por capítulos.
   Algo parecido -lo de no leer- debe pasarle a los alumnos del catedrático de Histología, Vicente Pascual Crespo Ferrer, que imparte clases en primero de Medicina. En los exámenes que acaba de corregir de este primer cuatrimestre se ha encontrado perlas como ‘ueco’ -en realidad es ‘hueco’- o a ‘ojos’, les ha clavado una ‘h’ delante y el resultado ha sido ‘hojos’.
   En sus clases, lleva en el mundo de la docencia 26 años, ha comprobado que las faltas van a más y lo de los mensajes abreviados también está presente. Si se habla de las tildes Pedro A. Castillo Valdivieso, departamento de Arquitectura y Tecnología de los Computadores que imparte clases en primero y segundo de Ingeniería Informática, dice que «directamente no ponen ni una». También tiene muchos ejemplos de palabras como ‘aki’, ‘prime’, ‘wenos’… utilizadas en el lenguaje usado en los SMS y luego trasladadas a los exámenes y los trabajos de clase.
   Como ejemplo de las muchas cosas que recibe mal, Pedro Castillo nos envía algunos de los correos electrónicos que le han hecho llegar este año algunos de sus alumnos cuando le han entregado prácticas que cuentan para la evaluación. En algunos de esos mensajes hay casi más faltas que palabras. Algunos ejemplos son: ‘digiste’, ‘equiboque’, ‘aki’, ‘soi’… Tildes no hay ni una. Sin palabras.
Menos faltas de este tipo ve el profesor de Historia Moderna y de América, Francisco Sánchez Montes, aunque a sus alumnos también se les escapa de vez en cuando alguna falta al confundir las ‘v’ y las ‘b’ o utilizar mal la ‘h’. Lamenta que no existe reflexión a la hora de escribir y le preocupa también el desconocimiento de los estudiantes a la hora de escribir algunos nombres y apellidos de personas ilustres. Pone un ejemplo tan simple como el de Antonio Domínguez Ortiz. Apellidos por otra parte bastante comunes.
   El último informe PISA, que hace una radiografía de la educación andaluza, la española y otros países de la OCDE, indica que la comunidad andaluza es la única que está por debajo de la media del país en asignaturas clave como Lengua, Matemáticas o Ciencias. Por su parte, el nuevo consejero de Educación, Sebastián Cano, en declaraciones al diario SUR quita hierro a este asunto y asegura que no es tan grave que tengan faltas de ortografía, que lo realmente importante es que «el alumno que termine la Secundaria obligatoria domine las competencias básicas que le permitan desenvolverse en la sociedad».

 

 Viendo esto, podemos ver que no solo es fallo nuestro sino de que en cursos inferiores (primaria, ESO y bachillerato) no se nos pide ni más nivel. Nos estamos dejando consumir por la facilidad de escribir tipo “sms” y no como deberíamos. Una cosa es hacer diminutivos de palabras, tipo ppio (principio), igual> (igualmente), cel (celula), bact (bacteria), planta (planta), = (igual o mismo), para unos apuntes universitarios, que son propios para la persona y ella entiende, y otra es usar este tipo de diminutivos, además de faltas de ortografías como las descritas y lenguaje “sms” en los exámenes.

 Hay que saber diferenciar bien entre no saber escribir y saber hacer unos apuntes, lo digo porque a veces saber la noticia y ver apuntes como los mios (en los que uso los diminutivos que he descrito), suele hacer pensar que no sé escribir. Pero señores, lo digo asi, yo en mis exámenes nunca, reitero jamás se me ocurriría poner un diminutivo de los que uso para coger rápido los apuntes.

 Pero en esta vida hay de todo. Yo cuando tenga hijos, cuidaré bien de su educación, y sobre todo de su correcto uso del lenguaje escrito, ya que es una herramienta clave para el entendimiento del idioma y comunicación.

 

12 Responses to “Empeoran el vocabulario y las faltas de ortografía de los universitarios”

  1. jarebai Says:

    Hola!
    Tienes toda la razón y las faltas de ortografía se comienzan a fraguar en la primaria, pero la lástima es que el sistema educativo que tenemos permite que la gente con menos luces llegue a lo más alto. Un saludo.

  2. Carabuxa Says:

    Es que si pudiera poner queja la pondría. En los colegios se culpa a los padres, los padres a los profesores y los niños no aprenden.

    Lo que no puede ser es que se acostumbren a ello, pero es que es normal, si en España se puede pasar de curso creo recordar con 2 asignaturas.

    Primero hay que fomentar el estudio, y si para ello hay que hacer separación en las clases, pues se hace. Tenemos un problema y es que siempre cojemos los sistemas de educación que se están quitando en otros paises y no los que funcionan.

    Si hechamos un vistazo atrás, nuestros padres, profesores e incluso hermanos mayores lo tubieron más dificil que nosotros a la hora de estudiar. La verdad que con el paso de los años se está pasando cada vez más la mano.

    Un saludo.

  3. Carlos Says:

    Si por mí fuera, las faltas de ortografía deberían penalizarse, hay algunas que duelen a la vista.

  4. Irae Says:

    El otro día en un examen, una chica preguntó al profesor qué significaba “irrelevante”. El profesor se quedó a cuadros, no sabía si reírse o llorar.

    También muchas veces he oído a la gente escudarse en que están haciendo una carrera de ciencias y que no son filólogos, por lo que pueden cometer faltas de ortografía o tener menos vocabulario al igual que los estudiantes de letras no tienen la necesidad de saber qué es la mitosis, por ejemplo.

    Alucinante.

  5. Bravo Says:

    Hola soy de Nicaragua, ciudad de managua, estoy haciedo una investigación sobre los problemas más comúnes en la ortografía. Y si tienes mucha razón el lenguaje de los SMS no debería utilizarse en los trabajo y en ningun otro sitio, creo que ni en los SMS se deberia de hacer, por que a veces ni les entiendo las “diske” abreviaturas. Bueno, te felicito por tu investigación, espero que sea de gran ayuda para todos, y nos haga reflexionar, o que nos de verguenza no saber escribir.
    No bebemos echarle la culpa a los profesores, ni a nuestros padres, creo que es más un asunto propio de querer superar, y de auto-estudio.
    Me despido!

  6. Adela Says:

    Hola, yo estoy con bravo en que debería se un asunto propio de la persona. Pero carabuxa tiene razón en una cosa, los niveles que se piden en la ESO son muy bajos. En una carrera de ciencias, filología o la que sea no se deberían cometer errores ortográficos como los que he visto.

    En un niño de 4 a 12 años puede ser permisivo que se salte una regla, pero a partír de esas edades se debería pedir un uso limpio del lenguaje, aunque a veces haya alguna faltita en los exámenes porque como todo el mundo, somos humanos y a veces nos podemos saltar un acento.

    Otra cosa es que la facilidad para acortar los mensajes escritos usando el lenguaje sms hace que los niños lo usen y pasen olímpicamente del diccionario y de las reglas ortográficas.

    No, no es problema de los profesores, pero si deben evitarlo. También deberían ayudar los padres, pero muchos no se involucran. Pero no es cosa de los niños ni mucho menos, porque si no se les inculca desde pequeños a escribir bien, cuando sean adultos “pasarán olimpicamente” del lenguaje.

    Un saludo y mis felicitaciones por la página.

  7. Fabiola Says:

    Hola, me parece muy interesante que estes realizando este tipo de investigación, yo también me considero una amante de de la ortografía pues soy profesora de la materia de Español a nivel secundaria y es sorprendente ver la cantidad de alumnos que no escriben correctamente.
    Actualmente estudio una maestría y me interesa hacer un proyecto de investigación sobre los “horrores” ortográficos que cometen los alumnos.
    Te felicito.
    P.D. Comparto la idea de quelos errores ortográficos duelen a la vista
    Saludos desde Yucatán, México.

  8. Carabuxa Says:

    Hola Fabiola,

    En mi instituto, varios profesores hicieron “cuadernos de los horrores”, donde escribian en algunos faltas de ortografía, en otros frases incoherentes y en unos terceros las respuestas más extrañas que puedas pensar para preguntas de exámen.

    Un saludo!.

  9. laila Says:

    hola, revisando los mensajes he comprobado ,que apesar de la intención y del compromiso de atajar el gran problema de las faltas de ortografía, pues a más de uno se les ha escapado unas cuantas muy gordas y que ninguno de ustedes se ha percatado, como por ejemplo carabuxa, revisa tu mensaje.

    • Carabuxa Says:

      Lo se, lo malo de escribir a máquina es que hay que estar constantemente revisando lo escrito, porque los dedos teclean.

      Un tema que quería preguntar y poner en debate son las puntuaciones que a veces dan o no en los exámenes universitarios. Por ejemplo, tengo asignaturas que cuentan la limpieza y presentación del exámen, mientras que en otras directamente sólo se fijan en el contenido.

      ¿es bueno, es malo? ¿debería mirarse con lupa los exámenes? ¿depende también del tiempo que tiene el alumno (pues como digo, muchas veces al escribir hay que revisar, ya que como se dice, somos humanos)?

  10. margaret Says:

    necesito que me ayuden para mejorar las falta de ortografias

  11. Salvador Vargas Segura Says:

    Hola:
    He conocido a profesores unversitarios que consideran más importante el mensaje y no tanto la ortografía, pero es quizás porque ellos mismos no la dominan.

    Hay un poco de todo. Debemos ser tolerantes, pero demasiadas faltas de ortografía en una misma página denota el poco interés de la persona; no es culpa de los maestros ni de los padres, más bien es culpa de las escuelas “particulares” a las que les interesa más la colegiatura mensual que pagan los estudiantes que hacerlos repetir curso y los acreditan. Actualmente también las escuelas públicas acreditan a todos los alumnos. Les vale un comino si los estudiantes aprendieron o no, ya que a los profes también los califican según el porcentaje de reprobados, así que, es mejor acreditarlos. Gran engaño propiciado por el propio sistema educativo de México.

    Es cierto que los niveles en las escuelas primarias son muy bajos y no se les hace repetir curso y por eso todos los alumnos son acreditados ocasionando que se considere a la ortografía como algo de poca importancia.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s